lunes, 20 de julio de 2009

Reflexiones de un joven "viajero" (y carnívoro)

o carne asada is not a crime...

para quien todavía lea este blog, estuve pensando durante mi breve estancia en tijuana en cierto, digamos, argumento o tal vez mas bien sea un sofisma; el cual fue urdido a partir de la concepción que existe del norte del país reflejada en una frase(que aparentemente nadie de mis contactos recuerda), curiosamente atribuída al señor José Vasconcelos, sin mas:

Premisa uno.
se dice por ahí, y lo pueden constatar en google si no me cree, que al adentrarse uno al norte del país "se acaba la cultura y empieza la carne asada". [vox populi]

Premisa dos.
por otro lado, en la séptima tesis sobre filosofía de la historia Walter Benjamin afirma, después de una argumentación sublime que no existe documento de cultura que no sea, a la vez, un documento de barbarie...

Conclusión
¿será acaso que la condición de posibilidad de la no-violencia, se daría sólo a partir de la ausencia de la cultura, esto es, donde sólo hay carne asada? (ha! suck on that you filthy vegans!)

Corolario
pues claro no? la carne asada (de preferencia con chelas) hace a todos felices y no daría motivo alguno por el cual pelear... aunque, por otro lado están esas ideas locas de que comer carne hace agresiva a la gente, lo cual concuerda con el reciente aumento de criminalidad de la violencia y narcotráfico en el norte, es decir: no tiene nada que ver con la campaña de calderón contra el narcotráfico en diversas zonas del país, si... eso lo explica todo... no?


3 comentarios:

Mar Koan dijo...

no sé....hace tanto que la crisis no me permite comer carne que la violencia no sé de dónde venga

Sebastiana dijo...

All I want to be is washed out by the sea
No death star over me
Won't give me any peace
All I want is light relief
Put the crazies on the street
Give them guns and feed them meat
Now shoot the death star down
Dig a hole and put it down
Thousand miles undergroung

Ja, me acordé desta canción.

Sibila_S dijo...

¿y el pescado? como en el mar la vida es más sabrosa, igual la costa sería el lugar idílico de la no violencia.

Mmmm...pero el pescado no rifa tanto como la carnita asada, eso que ni qué.

Abrazo