lunes, 18 de mayo de 2009

La muerte en Samarkande

"Como la historia del soldado que se encuentra con la muerte en el desvío de un mercado, y cree verle hacer un gesto amenazador hacia él. Corre al palacio del rey a pedirle su mejor caballo para huir de la muerte durante la noche, lejos, muy lejos, hasta Samarkande. Con motivo de ello el rey convoca a la muerte al palacio para reprocharle que espante de ese modo a uno de sus mejores servidores. Pero ésta le contesta asombrada: “No he querido causarle miedo. Era solamente un gesto de sorpresa, al ver aquí a ese soldado, cuando teníamos cita a partir de mañana en Samarkande.”
De la seducción de Jean Baudrillard

1 comentario:

dreamer dijo...

Estoy seguro de que yo me encontré a la muerte en la prepa pero ella no se imaginó que entraria a estudiar Filosofía, la muerte no se metería ni a la Facultad de Filosofía es demasiado sabía. Lastima por el último asesinado que no alcanzó a entrar al sagrado plantel, lo intentó pero le faltarón algunos pasos.